sábado, 16 de junio de 2012

Negociación




La Negociación es una técnica de resolución pacífica de conflictos, que se realiza mediante el dialogo  cara a cara entre dos o mas partes, en donde se analiza la discrepancia que tengan esas parte y también buscan un acuerdo que debe ser para todas las partes aceptable, para poder alcanzar una solución al conflicto en cuestión.

Para poder negociar, debe existir en las partes involucradas una disposición, voluntad y confianza para resolver la situación mediante el diálogo, exponiendo de manera asertiva la posición de cada uno y lo esperado del proceso. Siempre en una negociación existirá una satisfacción parcial de las necesidades, por cuanto el proceso involucra la capacidad de ceder para que ambas partes ganen en la negociación.
La negociación puede ser entendida como un proceso dinámico y sin agresiones.









Proceso de Negociación 



1. Acordemos dialogar y escuchar con respeto.  

Para poder dialogar se debe hacer cara a cara, o sea escuchar y expresar. En esta instancia cada una de las partes debe sentir que están en el lugar y  el momento adecuado para ambas, con el fin de que el diálogo se desarrolle con igualdad de condiciones y oportunidades. Si existe mucha molestia, rabia o enojo en una o en ambas partes involucradas se recomienda esperar un momento, ya que el autocontrol de las emociones es necesario para poder escuchar con los cinco sentidos.
  


2. Aclarando el conflicto.

Una manera de empezar es que cada parte describa qué pasó, y/o qué sintió. Se recomienda hacer el relato siempre en primera persona: “Yo te dije que…”, “porque yo…”.
La descripción de la controversia a resolver, es necesaria para darse cuenta de las circunstancias en que apareció. Esta será la base para la resolución del conflicto. Utilizando preguntas abiertas, las partes clarifican el foco de disputa.



3. Exponiendo nuestros intereses para resolver el conflicto.

Un foco posible de tensión es la expectativa que cada parte tiene frente a la situación, es decir, qué quiere, qué se espera.
Sabiendo que en toda negociación existirá solo una satisfacción parcial de los intereses, es necesario detenerse y aclarar qué es lo fundamental de la situación. Es decir, qué se está dispuesto/a a ceder para ganar en un proceso de colaboración. Ya que es exitosa cuando ambos ganan en el proceso.



4. Acordemos la solución más adecuada para nuestro conflicto.

En esta etapa básicamente se trata de  generar variadas opciones de resolución satisfactorias para los involucrados, opciones o resultados posibles, que se vinculen con los intereses descritos por ambas partes.
Estas opciones corresponden a una visualización futura de la resolución del conflicto.
El objetivo de esta última etapa es trabajar en conjunto para escoger la opción que se presente como la más beneficiosa para los involucrados. En este sentido, se sugiere que el acuerdo sea concreto, viable y directamente relacionado con el conflicto.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada